Viviendas compartidas

Sant Joan de Déu Serveis Socials - Barcelona dispone de dos programas de viviendas de inclusión compartidos dirigidos a personas en situación de sinhogarismo, con capacidad para vivir de manera autónoma.

Llars

Llars es un programa de pisos compartidos de estancia temporal dirigido a hombres y mujeres mayores de edad, con un alto grado de autonomía.

Vivir en estos pisos está pensado como una fase de transición de los centros residenciales de inclusión hacia una vida autónoma. El objetivo es dar una respuesta de emergencia a personas con dificultades para acceder a una vivienda.

Los participantes reciben un acompañamiento social centrado en la persona y hacen copago del alquiler según sus posibilidades económicas. También se les proporciona ayuda en transporte y en alimentación, en este caso a través de las tarjetas de Barcelona Solidaria.

Las viviendas de inclusión permiten tener un elevado grado de autonomía a las personas que viven en ellas y en muchos casos recuperar capacidades. Las personas participantes son responsables ellas mismas de cómo organizar la actividad a la vivienda (hacer la compra, cocinar, gestionar las tareas domésticas ...), de marcar sus horarios...  Además, vivir en una vivienda de inclusión compartida les permite trabajar la convivencia y generar nuevos vínculos.

Todo un conjunto de medidas para asegurar que las personas se conviertan en ciudadanos de pleno derecho.

Hay 15 pisos disponibles con un total de 44 plazas (a diciembre de 2019).

Se han atendido 61 personas durante todo el año.

Insula

El proyecto Insula es el resultado de una alianza entre Cáritas Diocesana de Barcelona, ​​Fundación Formació y Treball, Fundación Mambré y Sant Joan de Déu Serveis Socials - Barcelona, con el fin de dar respuesta a las actuales dificultades de las personas en situación de sin hogar en el acceso a la vivienda.

El proyecto tiene la finalidad de garantizar las condiciones óptimas para que las personas puedan desarrollar un proceso de recuperación personal y familiar, aumentar la autonomía y facilitar el acceso a Derechos.

Insula está dirigido a personas solas y familias en situación de vulnerabilidad social y exclusión social y tiene el objetivo de favorecer su acceso a una vivienda compartida en régimen de alquiler ofreciendo acompañamiento social, acompañamiento laboral para mejorar su empleabilidad y autonomía económica y apoyo económico que complemente las rentas disponibles, cuando sea necesario.

Actualmente se están atendiendo a 17 personas en 6 hogares, entre las que se encuentran 3 familias.

Información relacionada

Web del proyecto Insula www.insula.cat

Galería de imágenes

  • Los pisos de inclusión permiten una vida muy autónoma
  • Poder tomar pequeñas decisiones del día a día permite una vida digna
  • Las viviendas compartidas permiten trabajar la convivencia
  • Acompañamiento social en todo momento
  • Disponer de una vivienda da la posibilidad de planificar el futuro
  • Disponer de una vivienda es tener un futuro
  • El Proyecto Insula va dirigido también a familias
  • Disponer de una vivienda digna es un derecho