Modelo de atención

En Sant Joan de Déu Serveis Socials - Barcelona, atendemos a las personas en situación de sin hogar teniendo claro que es una situación por la que puede pasar cualquier persona a quien se le deterioren diversas esferas de su vida de manera desencadenada: familiar, de salud, económica, laboral…

También entendemos que no disponer de un hogar es la situación por la que puede pasar una persona, pero que este factor no determina su “Ser”. Es una circunstancia.

Modelo-de-atencion-personas-sin-hogar

La atención a personas en riesgo de exclusión social en Sant Joan de Déu Serveis Socials - Barcelona

Tomando como base las dos premisas anteriores, nuestra atención se sustenta en 3 pilares:

Tiempo de estancia limitado

Las personas en situación de sin hogar deben estar el mínimo tiempo necesario en centros residenciales, que ofrecen atención social y techo, para pasar, tan pronto como sea posible y adecuado a su momento del proceso, a un piso en el que sienta que tiene un hogar. Este hecho debe ser compatible con seguir recibiendo el acompañamiento social que la persona necesite, mientras la necesite.

Las personas atendidas son las responsables de su proceso

En nuestra relación de trabajo con la persona, nos guiamos por el hecho de que está en esta situación, pero que debe evolucionar hacia dejar de estarlo: la persona atendida es el principal actor y responsable de su proceso. Nosotros sólo ponemos a su alcance las herramientas, recursos y métodos disponibles desde la atención y las ciencias sociales para darle apoyo. Trabajamos con el objetivo que la persona atendida camine hacia la recuperación, tan completa como sea posible, del máximo nivel posible de autonomía personal.

Nos adaptamos a cada caso

La situación de sin hogar es un proceso flexible y con un itinerario diferente para cada persona. Nuestros servicios sociales tienen una cartera de servicios amplia, orientada a poder dar respuesta a una gran variedad de necesidades. Disponemos también de equipamientos de diversas características que permiten realizar un acompañamiento más o menos intensivo según las necesidades de cada persona, mientras recuperan su autonomía.