Viviendas individuales

En Sant Joan de Déu Serveis Socials - Barcelona contamos con dos programas de viviendas individuales, ambos basados ​​en la metodología "Housing First".
Los programas "Primer la Llar" y "Housing First Llars" están dirigidos a personas con graves problemas de convivencia y salud, que han sufrido una situación de calle. Entre los dos programas disponemos de 41 plazas (a fecha de diciembre de 2018).

Housing First Llars

Programa de viviendas individuales para personas con problemas de convivencia y salud (adicciones y salud mental principalmente) que les impide hacer un proceso de inserción laboral normalizada.
En 2018 contamos con 15 pisos con plazas para hombres y mujeres y se atendieron a 16 personas.

Primer la Llar

Programa de larga estancia para personas que han sufrido una situación crónica y severa de la calle, a menudo con problemas de salud mental y adicciones.
Primer la Llar es un programa del Ayuntamiento de Barcelona, ​​del que gestionamos 25 pisos.
Desde el año 2015 administramos este programa social que se ha convertido en uno de los más innovadores en todo el territorio Provincial, ya que por primera vez nos encontramos con un modelo que pone su foco en la ausencia de vivienda como el eje principal del problema, y ​​comienza a trabajar a partir de este hecho y sobre la base de que la vivienda es un derecho inherente a cualquier persona.
En 2018 se atendieron en este programa a 26 personas.

Metodología Housing First

En ambos programas se trabaja siguiendo la metodología del modelo Housing First, un modelo que nació en Estados Unidos, durante la década de los 90, pero que fue introducido en Europa a partir del año 2010 por FEANTSA (Federación Europea de asociaciones Nacionales que trabajan con las personas sin hogar).

Una vida prolongada en la calle lleva asociadas muchas enfermedades físicas y mentales que no pueden abordarse sin un entorno de seguridad y privacidad. Mediante nuestros programas de viviendas individuales se ofrece este espacio y se acompaña socioeducativamente a las personas participantes para que puedan ir recuperando sus capacidades.

Housing First supone un cambio de paradigma en el modelo y en el enfoque para la introducción de tres nuevas ideas:

La vivienda no está condicionada: al participante se le ofrece una vivienda no condicionada, permanente e individual. Sólo se requiere el compromiso de aceptar una visita semanal, contribuir con una pequeña parte al coste del alquiler, respetar la convivencia vecinal y aceptar ser evaluado.

La persona es el centro de la intervención: la intervención efectuada por los profesionales es no directiva. Se centra en el acompañamiento y el apoyo durante el proceso de recuperación del individuo. Es decir, la persona se vuelve el centro de la intervención en dejar de percibirse la vivienda como un incentivo.

Aparece la figura del 'peer worker': un nuevo perfil dentro del equipo de intervención que reúne la particularidad de haber sufrido una situación de exclusión social a lo largo de su vida. Debido a su experiencia previa, adopta la función de acercar las posturas de los participantes del programa y el equipo de trabajadores.

 

Información relacionada:

Galería de imágenes

  • Acompañamiento social en el programa Primer la Llar
  • Disponer de un hogar es mucho más que tener un techo
  • La vivienda no está condicionada
  • Los programas de vivienda individual fomentan la recuperación de la autonomía
  • Un hogar es una vida
  • Gestionar la propia vida
  • Vivir sola, pero estando acompañada
  • Recuperar las llaves de la propia vida