Espacios comunes más allá de los prejuicios

El CRI Hort de la Vila ha acogido este miércoles la representación del Teatre Inclusiu ".i després?" y ha resultado que ha sido más que una pieza teatral, ha sido una lección de cómo los prejuicios nos pueden frenar para realizar cosas maravillosas. Y no hablamos de los prejuicios tratados en la obra, que también. Hablamos de los prejuicios sobre la gente joven, sobre la gente que tiene una vida acomodada, sobre las personas que no tienen un hogar donde vivir, sobre el respeto a la gente mayor... es decir, sobre los prejuicios que de una manera más o menos acentuada, todos tenemos. Y esta lección nos la han dado los 9 actores y actrices que participan del proyecto "El triangle inclusiu".

Durante semanas han trabajado juntos jóvenes que viven en uno de los barrios más acomodados de la ciudad de Barcelona, con adultos que viven en un centro para personas sin hogar. Juntos han descubierto, y nos han enseñado, que no importa de dónde vengas ni cómo vivas, que con voluntad y ganas de conocer al otro, no hay barreras y nos podemos encontrar compartiendo y disfrutando de ratos y espacios con personas con quien nunca nos hubiéramos pensado que podríamos compartir alguna cosa.

Y así fue el 20 de febrero, en que culminó un trabajo en que más allá de crear y preparar una obra de teatro, se han conocido y han disfrutado juntos un grupo de jóvenes y mayores con realidades sociales muy diferentes.

Desde hace tres años, el teatro inclusivo trabaja en el barrio de Sarrià fomentando el entendimiento y haciendo frente a los prejuicios, con el Teatro de Sarrià, la escuela OAK House y el centro residencial de inclusión Hort de la Vila.